Limpia tu bici

bici1

                 Redescubre tu bici

Para cada tarea, el ajuste correcto. La nueva gama de control total de Kärcher te permite aprovechar eficazmente la potencia de tu hidrolimpiadora presión. La nueva e innovadora pistola con display LED proporciona información directa como a la configuración de la presión usada en cada momento. Esto te permite lograr el mejor resultado posible para tu bicileta.


 

 

k4k5k7

 

 

                 Paso a paso

Una limpieza regular es a las bicicletas lo que el inflado a los neumáticos. No solo contribuye a cuidar el exterior de la bicicleta, sino también a conservar su valor. La forma más rápida de limpiar la bicicleta es con la limpiadora de alta presión. Tras unos pocos minutos ya se consigue un resultado de limpieza muy bueno.

Instrucciones:


Paso 1: Un soporte de montaje proporciona un apoyo seguro. Alternativamente, la bicicleta también puede apoyarse en un seto.

 

paso 1

 

Paso 2: En caso de suciedad incrustada, resulta de ayuda un detergente. Simplemente hay que pulverizarlo sobre la bicicleta y dejarlo actuar.

paso2

 

Paso 3: Se emplea la boquilla de chorro plano. Cuando sea posible, hay que ajustar la presión del agua a un tercio de la potencia total. Si no se puede regular la presión, se consigue el mismo efecto con un poco más de distancia.

 paso3

 

Paso 4: Para ver fácilmente dónde se ha limpiado ya, se limpia de abajo arriba. La lanza de alta presión se apunta siempre inclinada desde arriba sobre la bicicleta. Debe mantenerse una distancia de unos 30 cm.

paso4

 

Paso 5: Con el chorro plano puede trabajarse de forma muy precisa. No hay que dirigir el chorro directamente al cojinete, al amortiguador ni, en caso de una bicicleta eléctrica, a las conexiones eléctricas.

paso5

 

Paso 6: Una vez desprendida la suciedad, puede aclararse toda la bicicleta. Si también se limpiaron la cadena y el grupo de conexión, es importante volver a engrasarlos.

paso6

 

Paso 7: Si queda una fina película gris en el bastidor, resulta de ayuda un cepillo de lavado. Conectado a la limpiadora de alta presión, con él vuelve a surgir el brillo original del bastidor.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x